El Echo Show 8, un asistente que reinventa sus imágenes

Los asistentes virtuales son un elemento que facilita y ameniza la vida al interior del hogar e incluso en algunos casos representan una forma de mantenerse conectados con los seres queridos, tal y como lo propone la nueva generación de Echo Show 8, cuyas diferenciadores en relación a su antecesor se encuentran en su cámara y en su pantalla. La cámara es de 13 megapíxeles y permite que los interlocutores de videollamadas tengan una mejor experiencia. Si bien no cuenta con una base motorizada para seguir al usuario, las capacidades digitales del dispositivo permiten captar un rango de movimiento más amplio durante las videollamadas para no perder el encuadre, pues intenta mantener al sujeto lo más centrado posible. Este elemento no es nuevo para un dispositivo de Amazon, sin embargo, en el caso de Echo Show 8, la experiencia de uso me dejó ver que el seguimiento es un poco lento y, por lo tanto, el usuario no podrá moverse a un ritmo normal si es que quiere mantenerse enfocado por la cámara.

Además, detecta al sujeto sólo si está a unos tres metros, aproximadamente, pues a una distancia más amplia, el enfoque se pierde por completo y la cámara incluso llega a moverse en una dirección totalmente errónea. Esta detección del usuario también influye en una de las interesantes funciones de Echo Show 8, que es activar las rutinas de Alexa, a partir del momento en que detecta movimiento en la habitación. La función es sumamente interesante y puede resultar útil para muchas personas, incluso en aspectos de seguridad, pero algo relevante que noté para quienes se preocupan por su privacidad es la incorporación de un obturador mecánico que permite bloquear la cámara. Si bien es un detalle, la posibilidad de elegir entre ser monitoreado o no, resulta significativa. Por otra parte, la pantalla aporta imágenes nítidas, con buena gama de colores e incluso se perciben detalles durante las videollamadas. En este sentido, un punto destacado de Echo Show 8 es la integración de un sensor de luz ambiental, a partir del cual se puede ajustar el color de la pantalla a la iluminación de la habitación.¿Conviene el Echo Show 8?

Esto es relevante, pues así se saca todo el provecho de la pantalla en sus contextos. No obstante, este aspecto se queda por debajo de otros dispositivos de la competencia que han llevado el concepto a niveles mucho más profundos. La parte donde la pantalla también cumple con las expectativas es la sensibilidad al tacto, pues no presenta ningún problema navegar a través de los menús o seleccionar las diferentes opciones. Desde mi perspectiva, el aspecto más destacado tiene que ver con el audio y la reproducción de música, pues la calidad del sonido es muy buena y el volumen permite que se las reproducciones se escuchen por todo el departamento sin problema

Si bien no es un dispositivo que usaría para ver series, debo aceptar que el audio es un elemento que permite disfrutarlas de mejor manera. Además, en el caso de las canciones, en la pantalla aparecen las letras, lo cual es un detalle que no sabía que necesitaba hasta tenerlo disponible. Echo Show 8 cumple con las funciones básicas de un dispositivo de estas características, como mostrar el clima, las noticias, alguna broma o recetas de cocina. Y es precisamente por este tipo de capacidades, así como la potencia de su audio y la posibilidad de convertirse en una cámara de vigilancia, por las cuales recomendaría usarlo en la sala del hogar o incluso en la cocina. Cuesta 3,099 pesos, un precio justo si se le va a sacar el máximo provecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *