*Desprecian al Legislativo Funcionarios de AMLO

Si había alguna duda de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, jugará bajo sus propias reglas y nada ni nadie lo hará cambiar, ayer se disipo todo vestigio de duda.

Es que la Secretaría de Energía, Norma Roció Nahle García; el director de Pemex, Octavio Romero Oropesa, y el “relleno” titular de la Profeco, Francisco Ricardo Sheffield, debían comparecer ayer ante los diputados y senadores de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Sin embargo, de última hora dejaron con la mesa servida a los legislares, mostrando un enorme desprecio por el Poder Legislativo.

No enviaron ninguna comunicación, ni mucho menos disculpa, a los senadores y di9ptuados de la Tercera Comisión, que pretendían que les explicarán con peras y manzanas, la realidad sobre el desbasto de gasolinas en casi todo el país.

U/nicamente el coordinador de los diputados de Morena, Mario delgado carrillo, puso cara de palo e informó a los legisladores que al filo de la una de la mañana le llamaron de la oficina de Roció Nahle, para anunciarle que no llegarían a la reunión, porque estaban muy cansados y tenían mucho trabajo a realizar el día de ayer.

Obviamente los diputados y senadores de la oposición, principalmente del PRI y el PAN, pegaron el grito en el cielo y demandaron una explicación coherente, para justificar su desprecio por el poder Legislativo.

El siempre flemático senador yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín, visiblemente molesto llamó a los secretarios de Energía y Hacienda, así como al director de Pemex y de la Procuraduría Federal del Consumidor, a que den la cara y expliquen la crisis por desabasto de gasolina.

A nombre de la bancada del PRI, Ramírez Marín, retó a los funcionarios federales a que se presenten ante el Congreso y aclaren a la ciudadanía las medidas para combatir el robo de combustible y cuánto tiempo pasará antes de que se normalice la distribución de gasolina.

Pidió a sus compañeros de la Comisión permanente, que hagan venir a los funcionarios y que no pongan obstáculos a la comparecencia, que vengan y que hablen todos, preguntas de un minuto y respuestas de los funcionarios libres de tiempo.

Ramírez Marín instó a la bancada de Morena a asumir el papel de representantes populares y no justificar el rechazo del gobierno federal a rendir explicaciones ante uno de los Poderes de la Unión. Y precisó que de un lado el autoritarismo se convierte en una forma patriótica y el hecho de querer preguntar por qué se convierte en una traición.

Lo cierto, es que no llegaron a la comparecencia y como se ven las cosas, no acudirán nunca al Congreso, por lo menos para este asunto del combate al huachicoleo, pues hoy arranca el periodo extraordinario que pidió al presidente López Obrador y que avalan los legisladores de Morena, y en dos semanas concluyen los trabajos de la Permanente.

¿Entonces, cuándo?

Alejim04@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *