Contratos de outsourcing firmados antes del 23 de abril siguen siendo válidos

La reforma ya limita la subcontratación; sin embargo, los contratos actuales todavía son válidos pero se tendrán que regularizar.

El 24 de abril entró en vigor la reforma a la subcontratación. Aunque todavía no empieza a operar el padrón de servicios especializados, que es uno de los puntos centrales de la reforma, otros cambios cruciales ya están en efecto.

Específicamente, desde el 24 de abril, están prohibidos los nuevos contratos de outsourcing o insourcing. Si una empresa tiene un contrato firmado antes de la entrada en vigor, pueden continuarlos mientras regularizan su plantilla. Sin embargo, no podrán firmar nuevos contratos.

No se pueden firmar nuevos contratos de subcontratación

En este sentido, Alejandro Salafranca Vázquez, titular de la Unidad de Trabajo Digno de la STPS, lo puso muy claro: “Yo no puedo firmar, a partir del día siguiente de la entrada en vigor de la reforma un nuevo contrato de outsourcing o de insourcing, no se puede”.

Como explica El Financiero, las empresas que celebren contratos nuevos sin el registro en el padrón de la STPS podrían enfrentar multas que van de 2,000 a 50,000 veces la UMA; es decir, de 179 mil pesos hasta 4.4 millones de pesos.

En entrevista con el mismo medio, Carlos Ferrán, socio director de Ferran Martínez Abogados, explicó que actualmente firmar un nuevo contrato es un riesgo, ya que las empresas pueden ser investigadas conjuntamente por la STPS, SAT, IMSS y la Procuraduría Fiscal.

¿Qué pasa con los contratos actuales?

Según reporta Factor Capital Humano, Salafranca explicó que los contratos actuales tienen hasta el 23 de julio para ponerse en orden. Esto significa que los contratos siguen siendo válidos, pero la transición debe usarse para cumplir con lo establecido en la reforma.

En este sentido, las empresas deben usar el tiempo para ver si absorben a los empleados en su nómina, si eligen una sustitución patronal, si terminan los contratos, etc.

Plazo no aplica para insourcing

El plazo de 90 días no se aplica en el caso de insourcing. Esto se debe a que se trata de una modalidad en la que los trabajadores están contratados por una “nominera”, que está relacionada directamente con la empresa principal sin ningún intermediario.

Para una empresa que tiene a todos su personal en un insourcing y lo va a pasar a la empresa principal, no necesitan registrarse en ningún sitio, ni esperar lineamientos de la Secretaría del Trabajo para el registro, ni nada. Lo pueden hacer al día siguiente de la entrada en vigor de la Ley. Esto lo indicó Alejandro Salafranca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *