Congelar contrataciones pone en riesgo operatividad del Gobierno, advierten especialistas

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) pidió a las dependencias de la Administración Pública Federal no contratar nuevas plazas, ni permanentes, ni eventuales ni por honorarios; un hecho que pone en riesgo la operatividad del gobierno, afirman especialistas.

 

Te recomendamos leer: Promete AMLO aumento de sueldo y plazas para oficinistas, soldados, policías y marinos

 

En el oficio No. 307-A-0832, fechado el 26 de mayo de 2022, Hacienda ordenó suspender contrataciones para este año a todas las dependencias, los órganos administrativos desconcentrados y las entidades de la administración pública. Esto también aplica para los órganos reguladores coordinados en materia de energía, la Oficina de la Presidencia y los Tribunales Agrarios.

 

Las únicas excepciones son las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, la Guardia Nacional, las acciones para el programa IMSS-Bienestar, las embajadas y los consulados, advierte el oficio difundido por el portal Animal Político.

 

“En un primer punto, pensaría que no hay dinero, algo que no es nuevo y no es sorpresa”, explica a Publimetro José Perdomo Galicia, especialista en Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle. “Sabemos que esta administración ha sido terrorífica en materia de producir, ha sido buena para gastar, pero no para producir. No ha sido una gestión de gobierno que produzca o que administre los recursos que se obtienen, ya sea de los ingresos del Estado, de las contribuciones”, añade el especialista.

 

También puedes leer: Gobierno Federal contratará más de 13 mil médicos especialistas en todo el país

 

En el oficio se puede leer que las dependencias del Gobierno Federal deberán regresar el dinero que estaba previsto para las contrataciones.

 

“Las dependencias y entidades apoyadas en servicios personales que cuenten con recursos provenientes de vacancia deberán, dentro de los diez días hábiles siguientes al término de cada mes, realizar el traspaso de esos recursos al Ramo General 23 Provisiones Salariales y Económicas, en el concepto ‘Reasignaciones presupuestarias medidas de cierre Servicios Personales’”, señala.

 

Cada órgano administrativo le hace llegar anualmente a Hacienda su solicitud de presupuesto, donde viene incluido las contrataciones que pretenden realizar. Aunque el dinero lo tienen que reingresar a la Tesorería, hay que seguir la pista de a dónde o a qué lo van a destinar o en qué van a ocupar esos recursos.

 

José Perdomo Galicia, Universidad La Salle, en entrevista con Publimetro

 

Entre los casos de excepción al congelamiento de plazas están las obligaciones establecidas en términos de la legislación laboral: “los procesos de contratación que se realicen con la finalidad de mantener la continuidad del personal en la misma plaza o contrato que viene ocupando derivado de la terminación de la vigencia del nombramiento o del contrato inmediato anterior”. También, las plazas derivadas de los concursos de selección que hayan iniciado con fecha anterior al 31 de mayo de 2022.

 

3 PREGUNTAS CON

 

José Perdomo Galicia especialista en Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle.

 

¿Por qué la Secretaría de Hacienda pide que no haya contrataciones el resto del año?

 

En un primer punto, me llama la atención y diría que no hay dinero; algo que no es nuevo y no es sorpresa. Una cosa es la administración (y el ingreso) de contribuciones y otra cosa es la productividad del Estado. También es un productor, también debe de generar riqueza, la única diferencia es que no produce riqueza para el lucro. Puede ser riqueza para obtener recursos, para hacer llegar e impulsar los programas de cada una de las entidades y unidades de la Administración Pública.

 

¿Qué consecuencias puede tener que no haya nuevas contrataciones de aquí a final de año?

 

Incumplimiento de la actividad administrativa. Que la función de la operación de gobierno se vea limitada, opacada. Esto puede ser una opción de salida a cualquier tipo de interrogante, o de requerimiento, en el incumplimiento o la lentitud para el cumplimiento en la prestación de actividades. Simplemente decir que no tienen personal.

 

Esto definitivamente nos va a traer como consecuencia todavía mayor lentitud en el cumplimiento de las obligaciones que tienen las unidades administrativas, si de por sí la hubo con la gran salida de personal de 2019. Con esto no van a salir, simplemente que no van a entrar.

 

¿Había pasado algo similar en sexenios anteriores?

 

No lo tengo en el radar ahora. Lo que llegó a existir fue la sustitución de empleados al adelantar jubilaciones, pero no para que desaparecieran plazas, sino para sustituir a los empleados. Más que un cierre de la llave en materia de contrataciones, tuvo otras características.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.