El nuevo rol de los dispositivos móviles

La transformación digital ha llegado a nuestras vidas a un ritmo acelerado, es una realidad que cada vez estamos más conectados, las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados y, con el desarrollo de la inteligencia artificial, la transformación digital se vuelve una necesidad, no sólo en las compañías para sobrevivir ante los retos derivados de la nueva normalidad, sino también para las personas.

Ante este contexto, el tiempo que pasamos frente a las pantallas se ha incrementado de manera exponencial durante el último año. Según datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares, el 70.1% de la población de seis años o más en México es usuaria de Internet. Las principales actividades realizadas en Internet son: entretenimiento (91.5%), obtener información (90.7%) y comunicarnos (90.6%).

Por esta razón, el teléfono celular representa la tecnología con mayor penetración nacional con 86.5 millones de personas usuarias en el país, las mujeres (44.7 millones) lo usan más que los hombres (41.8 millones). El 88.1% cuenta con al menos un dispositivo móvil de los llamados teléfonos inteligentes o Smartphones.

A su vez, en el estudio “Digital 2021” elaborado por We Are Social y Hootsuite se destaca que el 71% de la población mexicana tiene acceso a internet predominantemente a través de dispositivos móviles; y uno de cada tres niños de entre ocho y trece años se sienten desatendidos cuando sus padres usan el teléfono móvil (AVG Technologies).

Tomando en cuenta estos datos, no podemos negar la posibilidad de un uso excesivo de los teléfonos móviles, pero está en cada uno de nosotros iniciar con hábitos saludables de consumo consciente y responsable. Ante este contexto y bajo la mirada de que en Movistar promovemos una tecnología que coloca en el centro a las personas y queremos convertirnos en el mejor aliado de su vida digital, lanzamos “Desconectados” una iniciativa que promueve una conciencia del tiempo invertido en las pantallas, sin restar importancia al valioso rol que han jugado los dispositivos móviles durante la pandemia pues, sin duda, han sido un gran apoyo para mantener a las personas conectadas con sus familias, con sus intereses, su trabajo, negocios, estudios y, en fin, han sido una herramienta clave para transitar estos tiempos.

Algunas de las acciones que pueden ayudarnos a hacer un uso responsable del celular son: poner recordatorios para desconectarse por momentos, reconocer la necesidad de estar frente a la pantalla e identificar de dónde viene esa necesidad, establecer más conversaciones con familiares y amigos, en las comidas asignar un lugar en donde los teléfonos deban estar para no ser utilizados, no mirar las pantallas durante conversaciones presenciales, silenciar las notificaciones, entre muchas otras.

En un momento en el que la tecnología está más presente que nunca, no podemos olvidar que las conexiones más importantes son las conexiones humanas. Y por ello, debemos continuar sumando esfuerzos para hacer un mundo más humano conectando la vida de las personas.

Firmado por: Karely Munárriz, Directora de Marca y Comunicaciones de Marketing en Telefónica Movistar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *