Con rescate del mexicano Julio Urías, Los Angeles triunfó 3-1 ante Tampa Bay y se coronó por séptima ocasión

Los Dodgers de Los Angeles se impusieron 3-1 este martes a los Tampa Bay Rays en el sexto juego de la Serie Mundial y se coronaron por séptima ocasión en las Grandes Ligas.

Con victoria para Víctor González y rescate para Julio Urías, los mexicanos fueron clave para que la novena angelina terminara con una ‘sequía’ de 32 años sin títulos en MLB.

Mookie Betts anotó la carrera de la ventaja, que amplió después con un home run, para que los Dodgers ganaran el Clásico de Otoño por primera vez desde 1988.

Los Dodgers ostentaron el mejor récord de las Grandes Ligas durante esta campaña abreviada por la pandemia de coronavirus. Y en el encuentro del martes, remontaron para ceñirse al fin la corona que se les había escapado los últimos años.

Para lograrlo, se aprovecharon de una decisión que se debatirá durante años por parte de los Rays. El abridor de Tampa Bay, Blake Snell, había recetado nueve ponches y parecía tener el control absoluto del duelo con una ventaja de 1-0.

Sin embargo, el manager Kevin Cash lo retiró en la sexta entrada, cuando había un out y corredor en primera.

Los Dodgers atacaron rápidamente, y Betts arrancó hacia home desde la antesala en un rodado de Corey Seager dentro del cuadro para colocar la pizarra 2-1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *