Con lápida y flores, así despidió un ingeniero coreano a Internet Explorer

Corea del Sur, la decisión de Microsoft Corp de retirar su navegador web Internet Explorer marcó el final de una relación de amor y odio de un cuarto de siglo con la tecnología.

 

Para conmemorar su desaparición, pasó un mes y gastó alrededor de 430,000 wones (6,772 pesos) diseñando y ordenando una lápida con el logotipo “e” de Explorer y el epitafio en inglés: “Fue una buena herramienta para descargar otros navegadores”.

 

Después de que el memorial se exhibiera en un café dirigido por su hermano en la ciudad sureña de Gyeongju, una foto de la lápida se volvió viral.

 

Microsoft redujo el soporte para el alguna vez omnipresente Internet Explorer el miércoles después de una ejecución de 27 años, para enfocarse en su navegador más rápido, Microsoft Edge.

 

Jung dijo que el memorial mostraba sus sentimientos encontrados por el software anterior, que había jugado un papel tan importante en su vida laboral.

 

“Fue un dolor en el trasero, pero yo lo llamaría una relación de amor y odio porque el mismo Explorer alguna vez dominó una era”, dijo.

 

Dijo que descubrió que le tomó más tiempo asegurarse de que sus sitios web y aplicaciones en línea funcionaran con Explorer que con otros navegadores.

 

Pero sus clientes le seguían pidiendo que se asegurara de que sus sitios web se vieran bien en Explorer, que siguió siendo el navegador predeterminado en las oficinas gubernamentales de Corea del Sur y en muchos bancos durante años.

 

Lanzado en 1995, Explorer se convirtió en el navegador líder del mundo durante más de una década, ya que se incluía con el sistema operativo Windows de Microsoft que venía preinstalado en miles de millones de computadoras.

 

Pero comenzó a perder frente a Chrome de Google a fines de la década de 2000 y se convirtió en un tema de innumerables memes en Internet, y algunos desarrolladores sugirieron que era lento en comparación con sus rivales.

 

Jung dijo que tenía la intención de hacer reír a la gente con la lápida, pero aún así estaba sorprendido de lo lejos que llegó la broma en línea.

 

“Esa es otra razón para agradecer al Explorer, ahora me ha permitido hacer una broma de clase mundial”, dijo.

 

“Lamento que se haya ido, pero no lo extrañaré. Así que su retiro, para mí, es una buena muerte”

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.