Australia VS Facebook

La decisión de Facebook de retirar los contenidos de actualidad de su plataforma en Australia es una respuesta a una legislación que obligaría a los gigantes tecnológicos a pagar por compartirlos.

Estas son las nuevas normas propuestas, la razones por las que empresas como Facebook las rechazan y qué pueden significar para los usuarios.

Después de dos décadas de regulaciones que no les afectaron mucho, empresas tecnológicas como Google y Facebook están ahora sometidas a una mayor vigilancia por parte de los gobiernos.

En Australia, los reguladores hacen hincapié en el control de la publicidad en línea que tienen estas compañías y a su impacto en los medios de comunicación en dificultades.

Según el organismo de control de la competencia de Australia, por cada 100 dólares gastados en publicidad online, Google se lleva 53, Facebook 28 y el resto se reparte entre otros.

Para que la competencia sea más justa, Australia quiere que Google y Facebook paguen por utilizar contenidos informativos, caros de producir.

Tras muchas idas y venidas, la Cámara de Representantes aprobó versiones ligeramente modificadas de esta propuesta legislativa y el Senado está a punto de hacer lo mismo.

Después de que Facebook decidiera retirar los contenidos de actualidad el jueves, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, señaló su voluntad de seguir adelante con la legislación a pesar de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *