Anticipan limitado crecimiento de 2.3% en sexenio

El crecimiento económico de México será limitado en este sexenio, de 2.3 por ciento, lo que evidencia que este rubro no ha sido una prioridad para el Gobierno actual, estimó Marcos Arias, analista económico senior de Monex.

 

“Tendremos un crecimiento limitado, que refleja que no ha sido una prioridad el tema del crecimiento del Producto Interno Bruto para este Gobierno”, declaró.

 

Aunque todavía faltan más de dos años para que este sexenio concluya y existen varios factores globales inciertos como la duración del conflicto Rusia-Ucrania, con las estimaciones de crecimiento para los años restantes, el incremento a lo largo del sexenio será cercano al 2.3 por ciento, señaló en conferencia de prensa.

 

Mencionó que Monex estima que la economía mexicana tendrá este año una expansión de 1.7 por ciento.

 

“Lo que comentamos hace un par de años es que existía un riesgo muy grande de que la economía mexicana saliera de este sexenio en el mismo nivel en el que empezó, eso para nosotros reflejaría que el crecimiento económico no ha sido una prioridad en la agenda pública.

 

“Pensamos que ha habido en materia económica una agenda más de distribución, de justicia social. Si pensamos que ese escenario está cerca de materializarse, quizá no terminar como empezamos, pero terminaremos a lo mejor uno o dos por ciento arriba y en costo de oportunidad, habrá que preguntarnos, con los otros aspectos que se ganaron, si valió la pena haber tenido un crecimiento bajo”, declaró.

 

Arias sostuvo que México tendrá un crecimiento limitado, mientras que otros países de América, Oriente y Asia han tenido incrementos económicos importantes que al final se reflejan en una mayor calidad de vida.

 

“En el caso de México, veremos si el incremento en estas condiciones de calidad de vida son propicias o justifican este crecimiento tan bajo”, dijo.

 

Para el analista económico, en el sector de la construcción y en materia de inversión se mostraban incrementos, por lo que el Gobierno federal podría buscar recuperar terreno en ambos rubros.

 

“Para nosotros la vía más ortodoxa sería recuperar lo que ya sabíamos que teníamos y que por efecto de la pandemia y otras decisiones no ha sido posible que es el tema particularmente de la construcción e inversión, eso en nuestro caso estamos convencidos de que tiene que ver con generar un clima de más certidumbre entre los sectores privados.

 

“La otra vía sería ‘vamos a enfocarnos en nuestros puntos fuertes en estos momentos, la economía de Estados Unidos crece bien, el consumo interno crece bien'”, señaló.

 

Respecto al Paquete contra la Inflación y la Carestía del Gobierno federal, Arias mencionó que hasta ahora no se han observado impactos impactos en la inflación del País, aunque consideró que es pronto para verlos reflejados.

 

“Sobre si estamos viendo un impacto directo en el precio de artículos como la tortilla, de artículos de la canasta básica, todavía no. No vimos, por lo menos en esta primera quincena de mayo, una caída o una inflación notablemente distinta en esos artículos, pero pensamos que también es muy pronto para pensar que ya se vería reflejado el efecto.

 

“Creemos que se verá reflejado en un horizonte de dos o tres meses, si es que tiene éxito”, aseveró.

 

Sin embargo, consideró que la intención de este programa, más que bajar ciertos números en específico como la inflación de la canasta básica, tiene que ver con mitigar los impactos en materia de daño social, política social y proveer de cierta oferta de bienes a un precio garantizado donde se concentran las afectaciones económicas o la población de más bajos ingresos.

 

“Por eso, para nosotros será difícil medir a través de las cifras de inflación el éxito o fracaso de este programa”, declaró.

 

Asimismo, pese a que la inflación empezó a mostrar señales de estabilización, aclaró que es demasiado pronto para “cantar victoria” debido a que la crisis geopolítica global puede provocar que se vivan etapas de inflación más elevada.

 

En la primera quincena de mayo la inflación se ubicó en 7.58 por ciento, tasa inferior a los registros de las dos quincenas previas, lo que obedeció a que en este periodo no hubo un choque atípico que irrumpiera en el panorama, como ocurrió en las quincenas anteriores, señaló.

 

Agregó que la previsión de Monex es que la inflación en México este año sea de 7.3 por ciento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.