Alerta máxima en el golfo de Omán por ataque a dos buques petroleros

13 de junio 2019.-El estratégico estrecho de Ormuz, por el que pasa un tercio de todo el petróleo que se comercializa en el mundo, se encuentra hoy en alerta máxima, luego de que dos buques petroleros fueron atacados con fuego de torpedos cerca de la costa iraní, cuyas causas se desconocen por ahora.

Los petroleros, identificados como “Frente Altair” y “Kokuka Courageous”, con banderas de las Islas Marshall y de Panamá, de manera respectiva, fueron golpeados esta mañana por torpedos de origen desconocido, en el golfo de Omán, a la entrada del estrecho de Ormuz, provocando que ardieran en llamas de inmediato.

En medio de explosiones a bordo, decenas de miembros de la tripulación de las dos embarcaciones abandonaron los barcos, después de enviar llamadas de socorro a las autoridades iraníes y la Quinta Flota de la Marina de Estados Unidos, con sede en Bahréin.

La Agencia de Noticias de la República Islámica de Irán (IRNA) informó que los equipos de búsqueda y rescate iraníes auxiliaron a 44 marineros, 21 de Kokuka Courageous y 23 del Frente Altair, luego de los incidentes y los llevaron al puerto de Jask.

La armada estadunidense, por su parte, confirmó que recibió el llamado de auxilio de las embarcaciones y que también brindó ayuda a los petroleros tras el presunto ataque, registrado cerca de las 04:00 horas GMT, aunque no dio mayores detalles.

La compañía naviera Frontline de Noruega , propietaria del Frente Altair, confirmó en un comunicado que su embarcación estaba en llamas y se encontraba a flote, negando un informe previo de la agencia IRNA de Irán de que se había hundido.

De acuerdo con la declaración, los 23 miembros de la tripulación, compuesta por 11 rusos, 11 filipinos y un georgiano, fueron rescatados y transferidos a un barco de la marina iraní con destino al puerto de Bandar Abbas, en Irán.

La empresa de gestión del Kokuka Courageous, BSM Ship Management de Singapur, también reportó el incidente e informó que 21 tripulantes de la embarcación abandonaron la nave después de un incidente, que causó daños al costado de estribor del casco del buque.

El barco estaba a unas 70 millas náuticas (casi 130 kilómetros) de Fujairah, en los Emiratos Árabe Unidos (EAU) y a unas 14 millas náuticas (26 kilómetros) de la costa de Irán .”El Kokuka Courageous permanece en el área y no está en peligro de hundirse. La carga de metanol está intacta”, destacó.

Los incidentes de este jueves, que tuvieron lugar un mes después de que otros cuatro naves cisternas árabes sufrieran daños en la misma región, provocaron un aumento en los precios del barril de crudo Brent, que se ubicaron cerca de los 62 dólares por barril.

El golfo de Omán, ubicado a la entrada del estrecho de Ormuz, es un sitio estratégico para la demanda de crudo, ya que por el transita un tercio de todo el petróleo comercializado en el mundo.

EU responsabiliza a Irán de ataques

El secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo, responsabilizó a Irán de los ataques perpetrados hoy contra dos buques petroleros en el golfo de Omán, a la entrada del estrecho de Ormuz

“Es la evaluación del gobierno de los Estados Unidos que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques que ocurrieron hoy en el Golfo de Omán”, indicó Pompeo a periodistas en el Departamento de Estado.

Explicó que la evaluación de Estados Unidos se basa en la inteligencia, las armas usadas, el nivel de experiencia necesario para ejecutar la operación, los ataques iraníes similares realizados recientemente y el hecho de que ningún grupo que opera en el área tiene los recursos y la capacidad para actuar con este grado de sofisticación.

Esta mañana, los petroleros “Frente Altair” y “Kokuka Courageous”, con banderas de las Islas Marshall y de Panamá, de manera respectiva, fueron atacados con fuego de torpedos de origen desconocido, cuando circulaban en el Golfo de Omán, por lo que sus tripulaciones tuvieron que abandonar ambas embarcaciones.

El incidente se produce a un mes de que otras cuatro naves cisternas árabes fueron atacadas en la misma región, considerada estratégica debido a que por el Golfo de Omán transita un tercio de todo el petróleo comercializado en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *