*Alarmante desabasto de gasolina en la CDMX

No es por echarle más gasolina al fuego, pero el desabasto de los hidrocarburos en la ciudad de México, ya está explotando.

Cada hora cierran más gasolineras y el número ya alcanza niveles alarmantes a dos días de que se iniciaron las compras de pánico.

Sin embargo, para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el asunto no es tan grave y no hay porque alarmarse.

El caso es que ayer ya no hubo medida, las gasolineras se saturaron y las filas de automóviles fueron kilométricas.

Es que la gente no termina de entender el llamado de los funcionarios, tanto del gobierno federal como del gobierno de la ciudad de México, que no se cansan de pedir tranquilidad, no hacer compras de pánico, porque hay suficiente gasolina, pero en los tanques de almacenamiento de Pemex, no así en los de las gasolineras.

Mucho menos entienden que estas medidas son necesarias, porque así se eta combatiendo a los huachicoleros o bandas delincuencias que se roban las gasolinas de los ductos.

Lo único que entienden los compradores de gasolina es que sus tanques casi están la reserva y si no llenan hoy, van a tener que prescindir del uso de sus vehículos.

Cabría esperar que el desabasto, que no escases, no alcance a los vehículos que tienen que distribuir mercancías, alimentos o personas, porque entonces si va a arder Troya, porque van a empezar a escasear los alimentos y los productos de primera necesidad, así como el transporte público.

Lo ideal sería que el gobierno del presidente López Obrador analizará la situación desde otra perspectiva y una de dos, o se apresura a tomar las medidas para evitar el robo en los ductos, o de plano abre la distribución y pone a las fuerzas armadas a cuidar el paso de esas tuberías.

Por lo pronto el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, anunció que este fin de semana se acabaría el problema en la ciudad de México y que la distribución de gasolinas se normalizará.

No habla de la problemática en los estados de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Hidalgo, Nuevo León, Coahuila, Aguascalientes y Tamaulipas, pero se supone que ya están trabajando en resolver la situación.

EL PULSO.- Por cierto, cabría esperar que ahora que se normalice la distribución de las gasolinas, el gobierno de López Obrador informe a los legisladores y gobernadores que están muy molestos, a quien hay que cargarle las culpas del problema que se provocó por el cierre de los ductos, pues hasta ahora se dice que funcionarios de Pemex, del más alto nivel, están involucrados en el robo de combustibles, pero no se sabe si eran los encargados de la seguridad o los sindicalizados. Está claro que alguien tiene que ser culpable, pero no hay acusaciones contra nadie, hasta ahora*** Y tras la segunda sesión e “consulta” para dictaminar la reforma constitucional para dar vida a la Guardia Nacional, queda claro que ya todo está cocinado y que lo púnico que se está haciendo es cuchar a quien quiera hablar, pero al más viejo estilo del priismo totalitario, todos tienen derecho a opinar, pero al final se va a aprobar lo que determinen las mayorías, que en este caso son las de Morena.

Alejim04@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *