Ahora, con la pizarra rayada e instalado en Monterrey, el Vasco se mide a las Águilas, 20 años después

Javier Aguirre, no se planteaba su vuelta a México. Pero llegó aquella llamada de Duilio Davino que lo convenció y que hoy tiene al Vasco con la mira puesta en el América.

En aquella charla, Javier desmenuzó a las Águilas, rival del fin de semana. Vistió la camiseta azulcrema. Por eso, detecta el gen que, como se comprobó recientemente en estas páginas a través de la Consulta Mitofsky, los de Coapa son seguidos con el interés de que ganen, pero también de que pierdan. Este era el análisis, de Aguirre al respecto.

¿Por qué al América o se le ama o se le odia?

Claro que pasa, porque es un equipo muy importante, con una caja de resonancia fuerte, porque que Televisa es dueño del equipo América. Eso hace que mucha gente, de manera natural, sea aficionado. Hay quien dice que los árbitros los favorecen y están en desacuerdo.

Lo fantástico es que no pasa desapercibido. Es un equipo que genera o esa admiración o, por ende, esa animadversión. Qué bueno que existan, que los equipos sean amados u odiados. porque eso es lo bonito de nuestra chamba y está bien.

¿En qué lugar de la tabla ubicarías a los equipos mexicanos en Europa, incluido al América?

Es muy difícil hacer esto. He hecho ese ejercicio mental en casa. La condición de visitante o local influye mucho. Jugar en el Azteca es muy pesado, muy difícil. Un Azteca lleno, contra ti, no lo aguanta cualquiera, eh. A 2200 metros, sobre el nivel del mar, es dificil. Eso transportarlo aquí, pues no te imaginas al América jugando en Pamplona, no sabrías qué decir. Es así. Te llueve los 90 minutos en La Coruña, el balón no rueda y no es fácil.

¿Pasaría igual si fuera al revés?

No es fácil, hoy mismo para un equipo español jugar en el Azteca. Van a sufrir.

¿Cómo nos medimos?

Pues en el Mundial de Clubes, porque en amistosos, hay muchos cambios. O en un torneo de verano. O cuando algún equipo español ha ido. Yo llevé al Osasuna y al Atlético de Madrid a jugar y no fue nada fácil jugar en México, en pretemporada.

¿Qué te parece la infraestructura del futbol mexicano?

México ha crecido mucho como Liga, en los últimos 20 años, hay estructuras magníficas, buenos entrenadores, buenos chavos. Me encanta el torneo Sub 17, Sub 20. Ha crecido y puede competir con varias de Europa. La infraestructura está muy bien y a la altura de muchas europeas, buenos salarios. Es una liga fuerte. La pondría en las 10 mejores del mundo.

¿Cómo te explicas que no haya descenso y clasifiquen 12? ¿Te extraña?

La pandemia esta, quitar el ascenso, la Primera A, la Liga de Desarrollo. Son difíciles de tomar, pero, a lo mejor, son necesarias de cara al futuro. ¿Cómo explicar que no hay descenso en México? Pues sí es difícil explicar. O que 12 tengan posibilidad de ser Campeones, pues sí, también es difícil de explicar, pero hay que respetarlo.

Ya con la pizarra rayada e instalado en Monterrey, Javier se mide a las Águilas, 20 años después.

La última vez que se enfrentaron fuer en las Semifianles del Verano 2001, cuando el Pachuca, del Vasco, eliminó a los azulcrema en Semifinales. A la postre sería Subcampeón, después de haber perdido la Final contra Santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *