Advierte México que sería ‘un salto al vacío’ la confrontación en Ucrania

Ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, México urgió a todos los involucrados en el conflicto ruso-ucraniano a enviar una señal clara que revierta las tensiones en la región y dé paso a la diplomacia formal como única vía para resolver esta crisis.

 

Durante la sesión especial de este jueves convocada por la Federación de Rusia, que encabeza el consejo de seguridad, para abordar la situación en Ucrania, el representante mexicano Juan Ramón de la Fuente, consideró necesario el concretar la retirada de tropas rusas.

 

Las tensiones alrededor de la situación en Ucrania y sus potenciales consecuencias hace evidente lo que tan claramente se ha señalado de distintas maneras: reemplazar la diplomacia por la confrontación implicaría dar un gran salto al vacío.

 

“Es hora de refrendar los esfuerzos en un sólo camino: el de la distensión, la diplomacia y el diálogo”, subrayó.

 

Dijo que el conflicto en Ucrania oriental ha tenido un gran impacto en la población civil, al menos 3 millones de personas requieren asistencia humanitaria y alrededor de millón y medio se encuentra desplazada lo que repercute en la falta de servicios de salud y educación.

 

“México pide que se garantice la libertad de movimiento de los civiles en ambos lados de la línea de contacto. Hacemos un llamado a las partes a facilitar el acceso humanitario en la zona de manera segura e irrestricta, así como garantizar el libre movimiento a la misión de observación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación Europea (OSCE), lo cual es esencial para la cabal ejecución de su mandato”, manifestó.

 

El embajador de la Fuente llamó a respetar los acuerdos de Minsk y evitar por parte de Rusia una invasión a Ucrania y de las fuerzas aliadas una respuesta militar.

 

“México reitera su compromiso con el respeto a la soberanía, la independencia política y la integridad territorial dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente, de conformidad con la carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas”, sostuvo.

 

Previo a ello, en la misma sesión el secretario de Estado noreste americano, Antony Blinken, demandó a Rusia un mensaje claro y de compromiso de que no iniciaran una invasión porque lo que está en juego va mucho más allá de Ucrania.

 

“Este es un momento de peligro para la vida y la seguridad de millones de personas, así como para los cimientos de la carta de las Naciones Unidas.

 

Que no van a invadir Ucrania, que lo digan así, claramente y después que lo demuestren. En tanto, sus tropas, sus naves, sus buques a casa y los diplomáticos a la mesa de negociaciones, el mundo recordará ese compromiso o bien la negación a realizar ese compromiso”, aseveró.

 

Señaló que Estados Unidos no iniciará un conflicto armado si Rusia no da el primer paso.

 

Le secundó el ministro de Estado del Reino Unido, James Cleverly, quien pidió un compromiso claro de Rusia por respetar los acuerdos de Minsk como camino para la solución al conflicto y condenó que el parlamento ruso (Duma) pida al presidente Putin reconocer las regiones de Donetsk y Lugansk como independientes porque exacerbaría el conflicto.

 

Digamos claramente, lo que mundo puede ver es que Rusia ha desplegado las fuerzas necesarias para invadir Ucrania y que las tiene listas y a disposición para pasar a la acción.

 

“Rusia lo que está haciendo a todas luces es incumplir lo compromisos internacionales que había formulado en torno a la transparencia militar”, sostuvo.

 

En respuesta, el viceministro de Rusia y presidente del Consejo de Seguridad, Alexandr Grushkó, rechazó de nueva cuenta las “especulaciones” de una posible invasión, al tiempo que justificó la presencia de sus tropas cerca de la frontera con Ucrania.

 

Lo cierto es que las tropas rusas están en Rusia y permanecen en territorio ruso y anteayer algunas de las unidades después de sus prácticas militares volvieron a sus bases en Rusia y los funcionarios rusos y yo digo que mi país estaba practicando de la manera que le parece apropiado”

 

El representante ruso acusó a Estados Unidos, a Reino Unido, Polonia y Canadá de armar a tropas ucranianas con equipo por más de 600 millones de dólares.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.