Abre Congreso con riñas, covid y faltas; 43.6% de los legisladores no asistió a sesionar

Furia, covid-19 y un ausentismo de 43.6% marcaron el arranque del periodo ordinario del Congreso de la Unión, pues Movimiento Ciudadano exigió la liberación de José Manuel del Río Virgen y el PAN reprochó el estancamiento económico nacional, lo que los confrontó con Morena, fuerza política a la que pertenecen 38 de los 50

 

diputados contagiados de coronavirus.

 

En sólo 12 minutos, el Congreso de la Unión abrió el periodo ordinario, en una ceremonia que mostró a las bancadas de Movimiento Ciudadano en el Senado y en la Cámara de Diputados de pie, con la imagen de José Manuel del Río Virgen, preso por el gobierno de Cuitláhuac García en Veracruz.

 

Así se mantuvieron durante todo la ceremonia de apertura, lo que provocó que el petista Gerardo Fernández Noroña expresara que es

 

“inaceptable la falta de respeto a los símbolos patrios que acaba de manifestar Movimiento Ciudadano. Es incorrecto y no hace honor a tan importante sesión del Congreso General”.

 

En el primer día de trabajo legislativo fue evidente el ausentismo. A la apertura, asistieron 78 senadores y 281 diputados federales, pero, después, en el Senado se registraron únicamente 68 de 128 legisladores, lo que significa que 10 que acudieron a la instalación del Congreso General ya no fueron al Senado. Y en la Cámara de Diputados sesionaron 286 de 500 legisladores.

 

Así, el ausentismo en el Senado fue de 60 legisladores, que representan 47%, y en Cámara de Diputados no asistieron 214; es decir, el 42.8%, lo que hace un promedio de inasistencia en ambas Cámaras de 43.6 por ciento.

 

En el caso de la Cámara de Diputados, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Rubén Moreira, informó que 50 diputados tienen covid-19; de los cuales 38 son de Morena; seis del Verde; uno del PRI; uno del PAN y dos del PT.

 

De septiembre de 2021 al 31 de enero de 2022, en la Cámara de Diputados se han reportado 220 contagios, informó la Secretaría General.

 

El evidente ausentismo, sin embargo, no mermó la polarización de las fuerzas políticas. En la Cámara de Diputados, el panista Carlos Alberto Valenzuela abrió las hostilidades al criticar la política económica; el estancamiento de la economía y el alza de la inflación, durante la ratificación de Juan Pablo de Botton Falcón como subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda.

 

Y en el Senado se registró el mayor encontronazo. Dante Delgado forzó la apertura del debate para mostrar a Morena como una fuerza política aliada a un gobernador, Cuitláhuac García, que comete abusos de autoridad contra los ciudadanos de Veracruz. Aunque le cerraron el micrófono, a gritos, logró su objetivo.

 

Reprochó a la morenista Martha Lucía Micher que haya dedicado su vida a defender a las mujeres y ahora deje solas a las víctimas de Cuitláhuac García, a lo que ella respondió que seguirá en la lucha feminista y pidió no ofender.

 

Cometen un acto de barbarie por proteger al gobernador de Veracruz, dijo Dante Delgado a Morena, mientras que la panista Indira Rosales, los priistas Beatriz Paredes y Jorge Carlos Ramírez Marín; el perredista Miguel Ángel Mancera y Emilio Álvarez Icaza se sumaron a Dante Delgado en su defensa de José Manuel del Río Virgen y las víctimas de Veracruz.

 

Morena dejó en claro que no permitirá el golpeteo político contra sus gobernadores.

 

Y mientras en San Lázaro el diputado Carlos Alberto Manzo Rodríguez, de Morena, denunció amenazas de muerte en su contra, en el Senado, la Mesa Directiva turnó los 90 casos de abuso de autoridad del gobierno de Cuitláhuac García a sus comisiones de Derechos Humanos y de Gobernación, así como a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

 

El dato

 

DenunciaTanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, los legisladores de Movimiento Ciudadano protestaron por el encarcelamiento de José Manuel del Río Virgen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.