Vacunan a 850 personas por falla en refrigerador

Un hospital del norte de California vacunó rápidamente a 850 personas después de que un refrigerador en el que se almacenaban las dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Moderna empezó a fallar, provocando que las autoridades hicieran una distribución de emergencia de las dosis antes de que se arruinaran.

Un apagón ocurrido el lunes dejó sin energía al refrigerador del Centro Médico Adventista de Ukiah Valley en el condado de Mendocino. Para cuando las autoridades del hospital se dieron cuenta que el congelador estaba descompuesto, les quedaban dos horas y media para distribuir las vacunas, que tienen una vida útil de 12 horas a temperatura ambiente, dijo Cici Winiger, portavoz del centro, al periódico Ukiah Daily Journal.

El hospital envió 200 dosis al Departamento de Salud Pública del condado de Mendocino y que fueron administradas a los empleados del condado, incluidos agentes de la policía y personal penitenciario. Algunos reclusos también recibieron la vacuna, comentó Winiger.

Sage Sangiacomo, administrador de la ciudad de Ukiah, dijo que la entidad ayudó a administrar la vacuna a empleados de la ciudad, incluidos profesores y aquellos que trabajan con indigentes, y a muchos miembros del público en general.

Winiger dijo que para hacer que las personas acudiera a uno de los cuatro sitios en los que se distribuyó la vacuna enviaron ‘un mensaje de texto masivo a todo el personal y a las agencias asociadas para informar a todos, pero en su mayoría fue de boca en boca’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *