Ventajas y riesgos de la identificación por medio de huellas dactilares

En México, desde hace más de 50 años se tiene la tecnología más avanzada del Sistema Automático de Identificación de Huellas Dactilares (AFIS) que congrega las huellas de todos los mexicanos.

Delincuentes como Édgar Valdez Villarreal, La Barbie; Joaquín Guzmán Loera, El Chapo; Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, y Servando Gómez Martínez, La Tuta o El Profe, tras ser detenidos tuvieron que ser identificados a través de sus huellas dactilares.

De acuerdo con el doctor Eliseo Lázaro Ruiz, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), los avances en esta rama de la ciencia forense han permitido a México despuntar en las investigaciones.

En nuestro país tenemos bases de datos que son legales y son las que tienen las instituciones para la investigación de los delitos, como la Fiscalía General de la República (FGR), Guardia Nacional (GN), fiscalías y procuradurías estatales; las otras bases legales son las que tienen las administraciones para su propio personal o, en su caso, el Instituto Nacional Electoral (INE). Las terceras bases de información son las que tienen las instituciones particulares.

Algunas mueblerías, empresas o bancos tienen su propia base de datos de huellas dactilares, una solicitud que está permitida, siempre y cuando el cliente lo haga de manera voluntaria.

“Si tú por propia voluntad estás entregando tus huellas dactilares para un proceso administrativo no se viola nada”.

En algunos casos, tiendas de electrodomésticos, bancos y préstamos no dan a conocer en el aviso de privacidad si sus datos o huellas están protegidos con los estándares de seguridad internacional para evitar la sustracción de la información, la cual puede derivar en otros delitos, como el robo de identidad y fraudes.

Para Lázaro Ruiz empresas particulares de préstamos y venta de electrodomésticos están creando sus propios bancos de huellas que, aunque son legales, no tienen los candados de seguridad internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *