50 pollerías de Chilpancingo cierran por asesinatos de distribuidores

Después de los seis asesinatos de este sábado en una granja de pollos en la comunidad de Petaquillas, al menos 50 establecimientos de venta de este alimento cerraron en forma indefinida en los mercados ubicados en distintos puntos de Chilpancingo.

 

Este domingo, en los pasillos de las cuatro naves del mercado central Baltazar R. Leyva Mancilla se pudo observar a soldados del Ejército, Guardia Nacional y policías estatales realizar recorridos de seguridad.

 

Solo en esta central de abasto, ubicada al norte de Chilpancingo las 32 pollerías de la nave 3, bajaron sus cortinas.

 

Los comerciantes no colocaron ningún anuncio pero con el simple hecho de que los pollos enteros o en partes no estaban en exhibición se entendía.

 

Fue aquí en el pasillo de la nave 3 del R. Leyva en donde el pasado lunes 6 de junio iniciaron los asesinatos contra los proveedores de pollos.

 

Aquí alrededor de las cuatro de la tarde de ese día, el distribuidor de este producto Tomás Ramírez caminaba justo frente al establecimiento con razón social La Bendición cuando varios hombres armados lo asesinaron de cuatro balazos.

 

Algunos dueños de las pollerías revelaron que Tomás tenía apenas tres días de haber regresado a esta capital luego de haberse desplazado durante casi un año por haber recibido amenazas.

 

Este domingo en los pasillos de las cuatro naves del mercado se observó la ausencia de la gente para realizar sus compras.

 

 

 

«Desde que mataron aquí el distribuidor de pollos (Tomás) las ventas han bajado en todos los establecimientos», declaró una comerciante.

 

El jueves 9 de junio en la tarde, tres días después del asesinato de Tomás, dos individuos armados asesinaron a tiros al trabajador de un distribuidor de pollos cuando a bordo de una camioneta gris salía del estacionamiento de esta central de abasto del R. Leyva Mancilla.

 

A esta persona al que se le conocía como El Calambres, le dieron dos balazos y trabajaba en un grupo de un distribuidor de pollos diferente al de Tomás Ramírez.

 

La comerciante del Leyva Mancilla, contó que desde hace tres años no se habían registrado hechos de violencia de esta magnitud.

 

Este sábado 11 de junio a las ocho y media de la mañana varios individuos armados ingresaron a una granja de pollos ubicada en la colonia Vicente Guerrero en la comunidad de Petaquillas asesinando a balazos al distribuidor de este producto Víctor N, su hija de 12 años y cuatro de sus trabajadores.

 

En esta agresión otros dos empleados resultaron heridos quienes hasta este domingo su estado de salud es de gravedad.

 

Víctor «N» distribuidor de pollos que murió a tiros en la granja de Petaquillas es medio hermano de Tomás Ramírez quien fue asesinado el pasado lunes seis de junio en el mercado Leyva Mancilla.

 

Derivado de todos estos hechos de violencia fue el motivo de que se decidiera el cierra de las pollerías en los mercados Leyva Mancilla, San Francisco, Los Ángeles, colonia del PRI, Alianza Popular y un andador comercial ubicado en el centro de Chilpancingo.

 

Los establecimientos de pollos en los mercados de Chilpancingo son surtidos por distribuidores de cuatro granjas que están ubicadas en la comunidad de Petaquillas.

 

Este grupo de personas recibe el producto de un empresario de gran escala que reside fuera de Guerrero.

 

Los encargados de las cuatro granjas tienen la tarea de sacrificar   los pollos, pelarlos y después venderlos a los comerciantes establecidos y semifijos de esta ciudad.

 

Lee: Golpean y queman a tres jóvenes en Chilpancingo, Guerrero; uno muere

 

Son los propios encargados de las granjas los que contratan personal para desplumar los pollos y por cada uno de ellos se les paga dos y hasta 4 pesos.

 

No se sabe el número de pollos que se distribuyen en los establecimientos. Pero se habla de cientos de ellos.

 

El gobierno del estado, a través de su área de Comunicación Social, informó este domingo que con motivo de los hechos de violencia que se han registrado en el municipio de Chilpancingo se reforzó la seguridad.

 

Durante los últimos siete días 9 personas han sido asesinadas a balazos y seis vehículos de transporte público incendiados por hombres armados en distintos puntos de Chilpancingo.

 

El martes 7 de junio, tras los incendios de unidades de transporte público de los cuales dos en las cercanías de la comunidad de Petaquillas, un grupo de 50 habitantes de este pueblo encabezados por el comisario municipal Efrén Moreno Carrera retuvieron nueve horas cinco patrullas con 30 elementos del Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal.

 

Los manifestantes exigían la reinstalación de un retén de revisión de la policía comunitaria que en a finales del 2021 fue replegado por las fuerzas de seguridad federal y estatal.

 

A este grupo de policías civiles a quienes se les quiere reinstalar en un retén en la carretera federal Chilpancingo-Acapulco tienen carpetas de investigación ante la Fiscalía General por los delitos de secuestro, extorsión y tortura en contra de ciudadanos que interpusieron sus denuncias durante distintas fechas.

 

Integrantes de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz en Guerrero, informó que en este operativo que se puso en marcha este domingo derivado de los seis asesinatos en la granja de pollos en Petaquillas, participan cien policías, patrullas, binomios, un dron y un helicóptero en Chilpancingo.

 

También se ampliaron las acciones de reforzamiento de seguridad de prevención en los municipios de Quechultenango, Mochitlán y Eduardo Neri.

 

Hasta este domingo se reanudó el servicio de transporte urbano de la ruta Petaquillas-Chilpancingo que durante seis días estuvo suspendido por los hechos de violencia.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.