Así vive y gasta su fortuna Carlos III, el nuevo rey de Inglaterra

Aún se desconoce cuánto tiempo pasará hasta que Carlos sea oficialmente proclamado Carlos III en la Abadía de Westminster. Sin embargo, el nuevo periodo ha comenzado de inmediato, dado que las leyes de Reino Unido no conciben permanecer un solo segundo sin rey.

 

Quien reinará bajo el nombre de Carlos III tiene ante sí el reto de estar a la altura de un reinado que ha convertido a la corona británica en una de las instituciones más apreciadas por los ingleses.

 

Sin embargo, el rey Carlos III mantiene sus índices de popularidad por los suelos desde finales de los años 90. Poco le ayuda en popularidad su carácter y sus refinados gustos, que hacen que los ingleses lo perciban como alguien ajeno al pueblo llano.

 

A esto ha contribuido a formar un patrimonio que el portal Go Banking Rates calcula en más de 100.4 millones de dólares. Otras estimaciones, sin embargo, son considerablemente más altas. Según Time, que cita a la consultora Wealth-X, su patrimonio ronda los 401.7 millones de dólares. 

 

Además, los gastos como viajes oficiales, seguridad y servicios inmobiliarios corren a cuenta del pueblo británico.

 

En 2017, el viaje del entonces príncipe de Gales por India, Malasia, Brunei y Singapur costó unos 475,000 dólares, según informó Town and Country.

 

Decir familia real británica es decir tesoros como la Corona de San Eduardo o la Torre de Londres

La reina Isabel II nunca fue dueña personal de ninguna de estas joyas y tampoco lo será Carlos III. La corona británica tan solo es la encargada de velar por estas posesiones de incalculable valor en nombre de Gran Bretaña.

 

Los ingresos privados de la corona proceden fundamentalmente del Ducado de Lancaster, una finca privada que ha pasado de monarca a monarca desde 1399.

 

El Condado de Lancaster

 

Como nuevo rey de Inglaterra, Carlos recibirá ahora ingresos del El Condado de Lancaster. El príncipe Guillermo, por su parte, heredará el negocio de Carlos en Cornualles, ya que este solo puede pasar al hijo mayor del monarca reinante.

 

Según la página web del ducado, «cuando no hay heredero varón, el ducado revierte al monarca, y la subvención anual del soberano se reduce anualmente en la cuantía de los ingresos del ducado».

 

El Rey Carlos III ha hecho su fortuna con los ingresos de su ducado

 

Gran parte de los ingresos del príncipe Carlos proceden del Ducado de Cornualles, una lujosa finca que le ha reportado abundantes beneficios durante décadas. El rey Eduardo III la puso en marcha en 1337.

 

Carlos III se convirtió en el heredero al trono cuando solo tenía 3 años, pero no recibió acceso completo al ducado hasta que cumplió 21 años en 1969. Ese año, los ingresos del príncipe procedentes del ducado aumentaron a medio millón de euros anuales.

 

La biógrafa del príncipe Carlos, Sally Bedell Smith, escribió que el joven príncipe optó por seguir la tradición y devolver alrededor del 20% de sus ingresos al gobierno como impuesto voluntario, lo que significaba que le quedaban unos ingresos semanales de unos 4,800 dólares.

 

Smith contó además que el Ducado de Cornualles proporcionó al entonces príncipe Carlos «una independencia de sus padres y de su corte que aprovecharía al máximo en los años venideros» y le permitió «sufragar sus obligaciones reales y ayudar a sostener sus empresas de caridad».

 

Carlos tiene una hermana menor, Ana, y dos hermanos menores, el príncipe Andrés, duque de York, y el príncipe Eduardo, conde de Wessex. Durante estos años, los gastos derivados de las funciones reales oficiales de su hermano menor han estado habitualmente cubiertos por los ingresos del Ducado de Lancaster, de Isabel II.

 

Cuando el príncipe Carlos tenía 21 años, el ducado constaba de una enorme franja de valiosas tierras de cultivo, pesquerías de ostras en el río Helford, canteras de granito, propiedades inmobiliarias en Londres, minas de estaño e incluso la prisión de Dartmoor, según Smith.

 

En la actualidad, el ducado posee 53,000 hectáreas de tierra en 23 condados de Inglaterra y Gales, incluyendo Cornualles, Devon, Dorset, Herefordshire, Somerset, Gloucestershire, Kent y las Islas de Scilly.

 

El informe del ducado correspondiente al año 2019 señalaba que sus posesiones incluían unos 60.2 millones de dólares en terrenos urbanizables y más de 341.4 millones de dóalres en terrenos comerciales.

 

Según el informe, el ducado aportó a Carlos un superávit de unos 25.1 millones de dólares.

 

El ducado también viene con la ventaja de lo que se conoce como bona vacantia, lo que significa que el duque de Cornualles tiene derecho a los bienes no reclamados de los residentes de Cornualles fallecidos sin testamento.

 

En otros lugares de Gran Bretaña, estos casos suelen acabar con la propiedad en manos del gobierno británico. Sin embargo, entre 2006 y 2012, algo más de 1 millón de euros procedentes de este tipo de propiedades fueron a parar al ducado.

 

Según la página web oficial del Ducado de Cornualles, los fondos obtenidos a través de la bona vacantia se destinaron al The Duke of Cornwall’s Benevolent Fund, que el príncipe creó en 1975.

 

Además, informa de que, desde 2011, el fondo ha donado más de 1 millón de dólares a organizaciones ambientales, comunitarias, artísticas, religiosas y educativas.

 

En este caso, la esposa de Carlos III, Camilla, la nueva reina consorte, probablemente llegó a la relación con algo de dinero propio.

 

La duquesa tiene un patrimonio de alrededor de 5 millones de dólares, según Good Housekeeping.

 

Los Paradise Papers

 

Al igual que su madre, el príncipe Carlos se vio envuelto en la filtración de los Paradise Papers de 2017; este sacó a la luz inversiones en paraísos fiscales de algunos personajes reconocidos.

 

En 2007, el ducado compró en secreto acciones por valor de 113,500 dólares en la empresa Sustainable Forestry Management, con sede en las Bermudas. Este la dirigía Hugh van Cutsem, amigo del entonces príncipe y antiguo compañero de estudios en Cambridge.

 

Carlos III presionó para que se relajaran ciertas restricciones medioambientales

 

A pesar de ser conocido por apoyar causas ecologistas, pidió reducir medidas medioambientales para beneficiar a la empresa de Bermudas, según el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. El ducado vendió su participación en la empresa por 325,000 dólares en 2008.

 

Un portavoz del ducado dijo a The Guardian: «Las cuentas del patrimonio son auditadas de forma independiente. El príncipe de Gales no tiene ninguna participación directa en las decisiones de inversión tomadas por el ducado. Estas son responsabilidad del comité de finanzas y auditoría del mismo».

 

Sir Alistair Graham, expresidente del Comité de Normas de la Vida Pública del Reino Unido, dijo a la BBC, en alusión a la preocupación de Carlos por la ecología: «Hay un conflicto de intereses entre las inversiones del Ducado de Cornualles y el discurso que mantiene el príncipe públicamente».

 

Donaciones de la familia Bin Laden

 

En julio, el Sunday Times reveló que el nuevo monarca de Reino Unido aceptó una donación de más de 1 millón de dólares por parte de la familia del terrorista Osama Bin Laden.

 

Según la publicación, un fondo de caridad de Carlos había recibido, en 2013, una donación de más de 1 millón de euros de Bakr y Shafiq bin Laden, medio hermanos de Osama bin Laden, fundador de Al Qaeda y arquitecto de los atentados del 11 de septiembre. No hay pruebas de que ninguno de los dos tenga vínculo alguno con las actividades de su hermano, al que la familia repudió en 1994.

 

La noticia llegó después de que un informe confirmara que Carlos III había aceptado además donaciones de un multimillonario catarí entre 2011 y 2015 por valor de 3.1 millones de dólares. Estos fueron recibidos personalmente por el ahora monarca en una maleta y en bolsas de la compra. 

 

Fundada en 1979, la Fundación Benéfica del Príncipe de Gales es tanto una organización que concede subvenciones como una incubadora de proyectos, según su web.

 

Time informó recientemente de que Carlos III ha concedido más de 70 millones de euros en subvenciones a lo largo de los años a través de la fundación.

 

Carlos III aboga desde hace tiempo por la conservación del medio ambiente, la preservación de la arquitectura y la medicina alternativa. También es mecenas o presidente de 400 organizaciones.

 

Una parte de los ingresos del ducado de Cornualles del príncipe Carlos también se destina a su familia inmediata. Según el informe financiero del ducado de 2019, «los ingresos se utilizan para financiar los gastos personales y profesionales del príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles, el duque y la duquesa de Cambridge y el duque y la duquesa de Sussex, incluyendo el personal, el trabajo de caridad y los deberes públicos».

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.